viernes, junio 05, 2009

mueren 35 niños en incendio en guardería, y ¿Dónde estaba Dios?

A estas alturas, es probable que muchos de ustedes ya hayan sabido del incendio en una guardería de aquí, Hermosillo, en el que murieron 29 niños y muchos más gravemente heridos.
Es triste y doloroso, incluso personalmente me causó un shock momentáneo.

Nada más queda por decir, pero quiero rescatar esta expresión que rescató un colega, Felipe Larios, y que dijo el jefe de la policía municipal:

¿Dónde estaba Dios?

Tragedia en Hermosillo, mueren niños en incendio de guardería infantil.


Por Felipe Larios Gaxiola / Dossier Político

Dia de publicación: 2009-06-05


Hermosillo.- Una enorme tragedia enlutó ayer a la sociedad hermosillense al fallecer en un siniestro más de una decena de menores de edad.

Los hechos ocurridos al filo de las 14:30 horas en la zona sur de la ciudad en la Guardería Abc, donde en al momento del incendio se encontraban 147 menores de edad.

Información extraoficial indica que las instalaciones de la guardería fueran alcanzadas por el fuego, que aparentemente dio inicio en un negocio de venta de llantas.

La cifra de menores muertos no fue revelada pero hasta las 17:00 horas de ayer se estimaba que en lugar fallecieron al menos seis menores, y otros tantos en los hospitales hasta donde fueron trasladados a borde de patrullas de la policía local.

“Dónde estaba Dios”, respondió el comandante de la policía de Hermosillo, Ramsés Arce Fierro, al describir la dantesca escena que los uniformados encontraron cuando llegaron al lugar de la tragedia.

El jefe policiaco relató al reportero de Dossier que agentes a su mando se vieron obligados a derribar con sus patrullas la barda del bodegón, donde más de veinte institutrices atendían a 147 infantes.

Todavía al filo de las 16:30 horas una larga columna de humo negro se alzaba sobre el cielo de Hermosillo, mientras que ambulancias de todas las entidades de salud prestaban servicio a los menores, que momentáneamente fueron refugiados en un sitio cercano al lugar del mega desastre.

Mientras pasaba el tiempo el caos de apoderó de lugar de la tragedia donde quedaron esparcidas cunas humeantes, portabebés y otros muebles propios de instituciones de esa naturaleza.

El jefe de la policía dijo que el techo del bodegón era de material altamente inflamable, por lo cual el siniestro rápidamente se generalizó, convirtiendo en lugar en “una lluvia de fuego”.

Al filo de las 17:00 horas el alcalde Ernesto Gándara Camou, se presentó al lugar del siniestro y dijo que el gobierno de la ciudad apoyará a los familiares de las víctimas.

¿Dónde estaba Dios a quien le encomendaron estos niños?¿Por qué dejó que ocurriera la tragedia?¿Acaso quienes confiaban a sus niños a fuerzas de dudosa existencia, se confiaron tanto que no repararon en los posibles riesgos de las instalaciones?

¿Dónde estabas, Dios????


UPDATE: La cifra de angelitos que Diosito santo en su santísima voluntad se llevó asciende a 35

UPDATE 2: La cifra ascendió a 44 muertos por el incendio.

2 comentarios:

Pereque dijo...

Había un dios: Moloc, que ante la indiferencia de los hombres decidió servirse un bufet. Sí, sé que es un chiste de pésimo gusto.

Acláreme algo: ¿la expresión del policía alude a algún detalle del nombre, la propiedad o la administración de la guardería o es sólo una expresión?

Saludos.

El Tío César dijo...

Aparentemente fue sólo una expresión. La guardería se llama ABC, esta subrogada al IMSS, y al parecer, la bodega es propiedad de personas cercanas al gobierno del estado y le rentaban además la otra mitad, a la Secretaría de Hacienda para archivos, y fue ahí donde comenzó el incendio.
Una joya más de la corrupción política mexicana.