lunes, febrero 02, 2009

No es que sea malpensado...

Sí, ya sé que uno ve lo que quiere en donde sea, de ahí las pareidolias, o bien, el buscar algo con mala intención. Así, uno ve cosas malas donde uno quiere... pero hay algunas cosas que de plano, y aunque uno quiera, es obvio que ahí están...

por ejemplo, tenemos esta jardinera en un anexo de la catedral de Hermosillo:
Sí, no hay nada de malo... es una figura de un niño arrodillado a los pies de algo que parece ser un sacerdote quien le ofrece consuelo... pero si nos acercamos un poco más...
Ya no luce tan compasivo el asunto, ¿no?... algo raro hay en esa imagen... veamos más de cerca:
De plano como que el asunto ya no es tan compasivo y hasta parece que el sacerdote lo disfruta, y mucho... en fin, no es que uno sea mal pensado, pero de plano, solitos se ponen de pechito...

4 comentarios:

Antonio dijo...

Claro. Ha de ser el santo patrono de Maciel.

Un Abrazo

controlzape dijo...

Lo que pasa es que algunos señores de la iglesia católica malinterpretan eso que dicen que dijo Jesús: "Dejad a los niños venir a mí" y lo entienden como "Dejad a mí que me venga en los niños".

Pereque dijo...

Deberías mandarlas al FAILBlog.

¡Saludos!

El Tío César dijo...

Antonio:
es claro que se trata del Cura Melo con un miembro del coro de niños del éxtasis divino...

Zape:
creí que la cita era "dejad que las niñas se vengan en mí"... ah,cómo cambian los tiempos...

Pereque:
evié el link allá, a ver qué responden...