jueves, junio 21, 2007

Grafittis que pasan

Me considero alguien contra grafitti, y es que no es de mi gracia que venga un cholo a pintarrajear paredes ajenas para delimitar su territorio como si fuera un chucho cualquiera.
Pero debo reconocer que hay algunos que vale la pena sean conservados en el tiempo, si no en las paredes, al menos en la memoria electrónica.
Los siguientes fueron encontrados en las calles de esta ciudad de Hermosillo:


Si Elvis fue el Rey, Chuck es el Dios del Rock & Roll

No creo que el buen Astor se hubiera imaginado un homenaje de esta manera enmedio del desierto cultural sonorense


Además de alucinadores, los honguitos son simpáticos... no me pregunten por las letras, desconozco si significado.

Esta imagen sólo reafirma que Pac-Man es un ícono de los años 80


Hablando de íconos ochenteros... el pelón reflejado en el vidrio es un servidor



Si hay más, por supuesto que las subiré... pero que valgan la pena, ¿eh?

4 comentarios:

Flip dijo...

Muy bueno el blog.Me ha gustado mucho. Deerían existir más blogs como éste. =)

Antonio dijo...

Órale. Los 80's y la era del breakdance, los converse, el pacman y la reivindicación del pandillerismo como manifestación de una realidad cultural que existe, nos guste o no.

¿Te platiqué que viví en Sonora? Del 81 al 86, y tuve amigos cholos, de los que jamás se separaban de sus pants aguados y su lata de aerosol.

Un Abrazo

Cesar De la luz dijo...

Ah, los 80...

reconozco que el grafitti es más que el marcar territorios, es una manifestación propia, una forma de arte si no constriñimos el término.
pero claro, los ejemplos que puse son algo más que el grafitti cholero, son expresiones más elaboradas no sólo por el uso de plantillas sino por el mensaje que transmiten, que evidencian que al menos, no son personas del común de la gente.

Así que el Antonio andaba choleando por Sonora... vaya cosas que uno descubre...
al menos ya no sufres los 46 a la sombra...

saludos desde Infiernillo, Hornosi'o, y la Sucursal del Infierno.

Antonio dijo...

Ni los sufrí antes, ya que viví en Agua Prieta, en donde, si de sufrir se trataba, era del eterno polvo atmosférico y su prisa imparable.

Pero yo no choleaba, nunca tuve el valor suficiente para ello. Sólo tuve amigos que sí lo hacían.

Un Abrazo

PD: Monterrey no está tan lejos de esas temperaturas.